jueves, 17 de septiembre de 2009

ALGUNOS DATOS ÚTILES ACERCA DEL HORNO MICROONDAS

Mujer programando horno microondas

Datos y consejos útiles para el uso del horno microondas


Las microondas son ondas electromagnéticas, un fenómeno natural presente en todo el universo. En efecto, vivimos inmersos en campos de ondas electromagnéticas, que nos alumbran, nos calientan, transmiten los programas de radio y televisión, se utilizan para diagnósticos y tratamientos en medicina e, incluso, para guiar a los aviones en la fase de aterrizaje.
En el horno de microondas, son estas las que actúan como medio de producción de calor para el tratamiento y cocción de los alimentos. Son generadas por el magnetrón, un dispositivo especial que transforma la energía eléctrica en energía electromagnética, necesaria para la cocción de los alimentos. Estas ondas tienen una longitud de 10 a 15 cm. y una frecuencia altísima, del orden de miles de millones de oscilaciones por segundo.
El magnetrón produce vibraciones de gran velocidad, que agitan las moléculas del alimento, especialmente las moléculas de agua, grasa y azúcares, y provoca fricción y, en consecuencia, calor.
La cocción del alimento se produce directamente en él y no, como pasa en el horno tradicional, por el calentamiento del aire y la propagación del calor del aire al alimento que se ha de cocer.
El calor de las vibraciones se transmite gradualmente del exterior hacia el interior y penetra hasta una profundidad de 2 o 3 cm.; la parte central del alimento acaba de cocerse por conducción, por contacto. Por este motivo, la cocción del alimento continúa también durante el tiempo de reposo, cuando ya se ha detenido el flujo de las microondas.
El tiempo de cocción es muy corto, con resultados sorprendentes. Además de ser veloz, resulta sana, porque no requiere el empleo de condimentos, ya que aprovecha los contenidos del propio alimento, y es económica, porque permite un ahorro de tiempo de hasta el 90% y de energía hasta del 70%.
Las microondas tienen tres propiedades: reflexión, penetración y absorción. En efecto, son reflejadas por los metales, se distribuyen perfectamente en la cavidad del horno y aseguran de esta forma una cocción uniforme en todos los puntos, atraviesan y penetran en materiales como el papel, el vidrio, la cerámica, los plásticos, la terracota, el barro, la madera, etc., son absorbidas por las grasas, los azúcares y las moléculas de agua de los alimentos.
Los hornos microondas son totalmente seguros, ya que todos los modelos dejan de funcionar automáticamente cuando la puerta se abre. También se desactivan las microondas cuando se cumple el tiempo programado, por lo que es mucho más peligroso dejar a los niños manipular un horno clásico o cualquier electrodoméstico que tengamos en casa, que un horno de microondas.

Consejos prácticos
  • Los hornos de microondas pueden colocarse en el sitio que consideremos más conveniente, respetando dos únicas precauciones:
El enchufe de toma de corriente debe tener por fuerza toma de tierra, y alrededor del aparato debe poder circular libremente el aire.
No tape nunca las rejillas de ventilación.
  • Si está leyendo esto y no ha comprado un microondas, es preferible que se decida por uno con plato giratorio. Con ello ahorrará tiempo, pues no tendrá que abrir y cerrar la puerta para dar vuelta los recipientes que están en su interior, y de paso podrá despreocuparse de la comida mientras dure su cocción.
  • Para limpiar el microondas, lo único que hay que hacer es introducir en su interior un plato con agua, conectarlo unos minutos hasta que el agua hierva y desprenda vapor, sacar el plato y secar las paredes con un paño de algodón limpio. Los hornos que tienen gratinador son más difíciles de limpiar, porque al usar esta opción (gratinador), la grasa de los alimentos siempre salta y se deposita en los lugares más insospechados, pero el método es el mismo.
  • Se pueden eliminar los olores del microondas metiendo en él un vaso de agua con medio limón y conectarlo 2 minutos; el olor habrá desaparecido.
  • Para que no exploten, debe pinchar los alimentos que tengan piel o cáscara, como las patatas, las frutas enteras, las yemas de huevo, las salchichas, las morcillas, etc. Para evitar que revienten los pescados que se cocinen enteros, se les practicarán unas pequeñas incisiones en la piel. Asimismo, cuando cubra un recipiente con plástico adhesivo transparente, lo que es muy frecuente en la cocina con microondas, es conveniente hacerle unos agujeros con la punta de un cuchillo o con un palillo para evitar que reviente.
  • Cuando saque un recipiente caliente del horno microondas, nunca lo coloque en un lugar mojado. Tampoco es conveniente depositarlo en una superficie fría, sobretodo si el recipiente es de vidrio, ya que podría reventar. Lo mejor es ponerlo sobre una superficie de madera.
  • Si pone papel absorbente debajo de los bollos, empanadas, pescado, carnes, etc., que desee descongelar o calentar, conseguirá que no acumulen humedad.
  • Para descongelar pan, se lo debe envolver en una servilleta de papel. El tiempo necesario oscilará, según la calidad del pan, entre medio minuto y un minuto y medio por cada 100 g. Antes de ser consumido, reposará un par de minutos fuera del horno.
  • Al cocinar carne picada, si quiere que le quede suelta debe revolverla periódicamente mientras se cocina, con un tenedor o una cuchara, siempre de madera.
  • La sal y las especias deben usarse con moderación en el horno microondas, pues esta forma de cocinar y las propiedades de las microondas potencian los sabores de los alimentos, mucho más que otras formas de cocción.
  • En general, la cantidad de líquido necesaria para cocinar un alimento en un horno microondas, es la mitad de la que se emplearía para prepararlo con el sistema tradicional, pues las microondas utilizan los líquidos propios de los alimentos sin que se reduzcan tanto como en un horno convencional.
  • Si observamos que un líquido se está derramando en el interior del horno microondas, bastará con abrir la puerta para detener la ebullición, pues dejará de funcionar automáticamente. En este caso, se lo pasará a un recipiente mayor para continuar la cocción. Con los líquidos, tenga la precaución de dejar el 40 o 50% de los recipientes que los contengan vacíos.
  • El horno microondas permite cocinar con un mínimo de grasa. Es particularmente útil para personas que tengan que llevar algún tipo de régimen, pues les bastará con aliñar los alimentos con un poco de limón, ajo muy picado, perejil u otras especias, sin una gota de aceite, si se quiere, claro.

Palabras clave de este artículo:


Imprimir votar

0 opiniones de los lectores:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.