sábado, 14 de agosto de 2010

APITERAPIA


La apiterapia consiste principalmente en el uso terapéutico de apitoxinas (veneno de abeja), y otros productos vinculados con las abejas, como la miel, el polen, la cera, la jalea real y el propóleo. Este método se utiliza en el tratamiento de distintas enfermedades, entre las cuales se incluyen: la artritis reumatoide, osteoartritis, artritis reumatoide juvenil, artritis reumática, espondilitis, artritis psoriásica, codo de tenista o bursitis; hipertensión, arritmias, ateroesclerosis y várices; eccemas, psoriasis, verrugas, obstrucción crónica pulmonar, enfisema o asma, laringitis y mastitis.
Diversos estudios han demostrado que el poder antiinflamatorio de la picadura de abeja, es 100 veces más potente que la hidrocortisona, por lo que es muy beneficiosa en procesos dolorosos. También se conoce su poder terapéutico como antiséptico y antiherpético. El tratamiento se suele aplicar en varias sesiones, y sólo se realiza con pacientes adultos que no presenten alergias a la picadura de abeja, o problemas de fluidez de la sangre, como tuberculosis, úlcera sangrante o diabetes. Tampoco está recomendado en pacientes que utilizan medicamentos betabloqueantes u opiáceos.

Tags:


Imprimir votar

2 comentarios:

  1. Conocía acerca de esta metodología pero desconozco su eficacia hasta el día de hoy.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!.
    De todas formas creo que debería difundirse más, para que más personas puedan conocerla y comprobar la eficacia de este tratamiento alternativo.
    ¡Besos!.

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.