martes, 6 de octubre de 2009

EL PESCADO Y SUS VARIEDADES

Variedades de pescado: pescados preparados en cuatro platos distintos y con diferentes presentaciones y acompañamientos

Pescado (usos y variedades)


En cualquier variedad, el pescado debe ser siempre incluido en el menú, no sólo por sus propiedades sino porque podemos lograr verdaderas delicias preparándolo de diversas formas.

Las distintas variedades
  • Merluza: una de las más utilizadas. Es un pescado grande, de masa blanca. Puede usarse en bifes u otros cortes, tanto al horno, en cazuelas y sopas, como en ensaladas, tartas, etc. Combina muy bien con cebollas, tomates, morrones y distintas hierbas.
  • Lenguado: es un pescado de carne muy delicada, de forma oval achatada y piel marrón grisácea. En bifes o entero es muy apreciado en gastronomía y hay verdaderos platos gourmet que llevan su nombre.
  • Corvina: es un pescado de carne muy sabrosa y blanca. Sus preparaciones más conocidas son la "corvina a la parrilla" o el "chupín de pescado".
  • Brótola: es un pescado de mar. Su carne es blanca, muy delicada y sabrosa. Se prepara frito, hervido, guisado o al horno.
  • Abadejo: de carne ligeramente rosada y muy firme. Se lo utiliza entero, en bifes o en rodajas. Puede prepararse a la parrilla, en plancha o grill. Resulta delicioso preparado al horno, previamente marinado. Combina muy bien con los cítricos y las hierbas aromáticas.
  • Atún: aunque es un pescado graso tiene la propiedad de contribuir a bajar el colesterol, por llevar el compuesto Omega 3. Es un pescado de carne muy sabrosa que va muy bien con el tomate, la albahaca, las alcaparras, el ajo, orégano y el aceite de oliva. Se integra perfectamente con otros alimentos como la carne, destacándose el famoso "Vitel Toné", un plato tan conocido y delicioso.
  • Pescadilla: es una de las variedades que abunda todo el año. Tiene carne blanca y estriada, y es ideal para preparar frita.
  • Palometa: de carne rosada, algo grasa y con pocas espinas. Ideal para preparar al horno, a la parrilla o guisado.
  • Cazón: de carne blanca y firme. Su sabor tan suave admite combinarlo con hierbas, cremas y salsas.
Recordemos que un pescado entero se presta para ser preparado al horno o parrilla, sólo o relleno. Los pescados chicos son ideales para freírlos. Los bifes se preparan empanados, en capas, alternando con mariscos y salsas, como también arrollados con hierbas. El pescado en postas suele hacerse frito a la sartén o cocido en caldos aromáticos o cazuelas.
No es fácil explicar por qué el pescado ha sido un alimento difícil de incluir en nuestra dieta, tal vez porque nuestra costumbre de cocinar siempre con carne, nos haya hecho desconocer cómo prepararlo y hacerlo rendir, convirtiéndolo en un plato que alimenta de una manera muy sana y no pesada. Es conveniente para toda edad, desde niños a ancianos; todos podemos deleitarnos con él. En el caso de que tengamos que evitar espinas, usamos cazón o lo licuamos, para preparar budines, soufflés, mousses, sopas, etc.
Hoy en día es muy fácil conseguir pescado fresco y muy bueno. En caso de comprar pescado congelado, si se descongela, no debemos volver a congelarlo, a menos que lo cocinemos. Si lo cocinamos, lo comemos, o lo podemos volver a congelar, ya que una de las reglas del congelado es que podemos volver a congelar al cambiar de estado, de crudo a cocido.

(Información extraída del suplemento "El País de los Domingos").

¿Cómo preparas tú el pescado?

Palabras clave asociadas a este artículo:


Imprimir votar

0 opiniones de los lectores:

Publicar un comentario en la entrada

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.