viernes, 22 de mayo de 2015

LA VIOLENCIA ECONÓMICA Y SUS CARACTERÍSTICAS

Violencia económica. Hombre a punto de romper la tarjeta de créditos a su pareja

¿Qué es el Abuso o la Violencia Financiera?

Cuando hablamos de violencia económica, o abuso económico y/o financiero, nos referimos a todas aquellas acciones u omisiones empleadas por el agresor, que se valen de alguna ventaja monetaria y que afectan la subsistencia económica de la víctima.

¿Cómo se Manifiesta?

Esta forma de abuso es utilizada por el agresor con el fin de ejercer poderío o dominio sobre la otra persona, imponiendo limitaciones que pueden estar ligadas a la percepción de sus ingresos monetarios, el control de dichos recursos, daños a bienes o propiedades comunes o de la víctima, la prohibición del acceso al dinero, o la negativa a suministrar dinero para gastos razonables y/o necesarios en caso de llevar una economía compartida. Por lo general, estas acciones se amparan en el pretexto de proveer los ingresos familiares u ocuparse de la mantención económica del afectado/a, así como, en otras situaciones, la administración del dinero y los bienes materiales pertenecientes al mismo. De este modo, el abusador presiona, manipula y ejerce control sobre la víctima, obligándole a depender y coaccionando sus libertades personales y financieras.

¿Dentro de qué Entornos puede Desarrollarse el Abuso Económico?

Este tipo de comportamiento puede manifestarse dentro del ámbito familiar, conyugal o laboral, entre otros.

Casos más Comunes

Concretamente, son conductas que suelen darse con mayor frecuencia en las relaciones de pareja, por parte de hombres hacia mujeres y se incluyen dentro del marco de la violencia doméstica o violencia de género.
El abuso económico o financiero está también presente en aquellos casos en que se paga menor salario al trabajador dentro de una misma institución o empresa, y con el cumplimiento de iguales tareas en relación a otros funcionarios, estableciendo diferencias basadas en clasificaciones de género u otras condiciones físicas, sociales o de cualquier índole.
La violencia financiera hacia los adultos mayores también es un delito frecuente, y es comúnmente manifestada por parte de familiares, herederos o representantes legales del afectado.

Violencia Económica hacia las Mujeres


En el caso específico de la violencia financiera ejercida por parte de hombres hacia mujeres, ésta se define también como: “todo acto de fuerza o poder dirigido contra la mujer y que vulnera sus derechos económicos”.
El abuso financiero hacia las mujeres está, típicamente, basado en antiguas ideas de dependencias económicas con los hombres, y conceptos vinculados a la desigualdad y discriminación sexual, que desvalorizan el trabajo femenino dentro del hogar y minimizan los derechos al empleo remunerado. Por tanto, es estrictamente necesario llevar a cabo una permanente tarea educativa y de concienciación acerca de la equiparación de derechos y oportunidades, a fin de suprimir estas carencias sociales que, hoy por hoy, continúan profundamente arraigadas en la costumbre popular.

Violencia Económica hacia los Adultos Mayores


Situaciones de violencia económica son frecuentes en muchos entornos familiares de personas de la tercera edad, y estos abusos son ejercidos generalmente por cónyuges, hijos o nietos, quienes suelen justificar sus actos violentos mediante distintos pretextos argumentativos muy comunes, tales como:

  • Simplemente están usufructuando aquello que les corresponderá por derecho en un futuro.
  • Se están ocupando de proteger el dinero o las propiedades, a fin de evitar que dichos bienes sean tomados por otros familiares de la víctima.
  • Están administrando el dinero o los valores que la víctima no está en capacidad de defender o cuidar, o bien están velando por aquellos bienes que formarán parte de su herencia en el mañana.
  • Temen que el dinero de la herencia se agote, debido a gastos producidos por costes de tratamientos médicos y cuidados para el anciano.
  • Tienen derecho a proceder de tal modo, amparándose en la mala relación que supone el vínculo personal con el pariente mayor.

En otros casos, los familiares de personas mayores recurren a la utilización de las propiedades, efectos de valor o el dinero de la víctima, con el propósito de pagar deudas de juego, resolver otros problemas financieros o destinar al uso abusivo de drogas y alcohol.

La violencia financiera dirigida hacia personas de la tercera edad, suele manifestarse mediante determinadas prácticas de abuso, como pueden ser:

  • Utilizar o tomar el dinero u otros bienes de la víctima sin consultarlo previamente, o sin su consentimiento.
  • Falsificar la firma del adulto mayor, con el fin de realizar determinadas transacciones comerciales o financieras, sin la necesidad de contar con su participación.
  • Manipular a la víctima para conseguir que firme determinados documentos legales, tales como escrituras, voluntades o poderes notariales que, generalmente, son empleados por el abusador en beneficio propio.
  • Prohibir o impedir al anciano el acceso a su dinero, o a sus efectos personales de valor.
  • Engañar a la víctima con promesas de protección y cuidados, a fin de recibir dinero a cambio.

Abordaje de los Asuntos de Violencia Económica en la Legislación

Actualmente, en la legislación de algunos países americanos existen leyes relacionadas con la violencia intrafamiliar y doméstica, que también incluyen aspectos ligados a la problemática de la violencia económica y patrimonial. Ejemplos de dichos países son Brasil, Uruguay, Honduras y Costa Rica, entre otros.

Protección y Apoyo Psicológico, Legal y Financiero ante esta Problemática

Si crees que estás viviendo una situación de abuso económico, o estás siendo víctima de cualquier otra forma de violencia doméstica, no dudes en consultar tus derechos con un abogado, un asistente social u otro profesional capacitado y especializado en la temática.
En la mayoría de países existen diferentes programas sociales que se dedican a abordar estos asuntos, y puedes informarte sobre ellos acudiendo a aquellas instituciones públicas que atienden problemas familiares y sociales en tu país.
Varios de estos programas cuentan con servicios de equipos multidisciplinarios integrados por psicólogos, abogados y otros profesionales idóneos que pueden ayudarte a resolver tu situación de violencia doméstica. En algunos casos se brinda también apoyo económico al afectado/a, y protección en lo referente a derechos patrimoniales, dependiendo de las políticas sociales del país o estado.

No permitas el abuso. Busca ayuda y recurre al ejercicio de tus derechos humanos.

(Artículo creado en base a diversos materiales de apoyo).

Violencia económica (palabras relacionadas):


Imprimir votar

6 comentarios:

  1. Se produce violencia económica cuando tu conyuge no participa en gastos compartidos de la casa y lo que tiene lo invierte en sus bienes privativos y en sus hijos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio pero por lo menos tiene a los hijos el mio ni a sus hijas les compra lo basico e indespensable
      Pero el siempre es un lujo
      Odio esta situacion no veo la hora de recibirme y volar y tener mi propuo dinero

      Eliminar
  2. Soy una victima de violencia economica ayuda no se como salir de esto!!! Mi autonomia es cero el controla todo todo todo

    ResponderEliminar
  3. Soy victima de violencia economica mi esposo solo paga un servicio publico pero no da para la comida el dice que como no come en casa por eso no da que debo hacer gracias ...

    ResponderEliminar
  4. Es violencia económica cuando estoy separada de mi pareja, y esperando un hij@ de el.?

    ResponderEliminar
  5. Me puedes ayudar dice que si no le oyen o no le ven lo mismo que yo tengo, no le pagan ese que tipo de violencia es y si se puede denunciar

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.