lunes, 24 de enero de 2011

LAS TRES BARDAS

Reflexión Las tres bardas. Pintura del rostro de Sócrates

Las tres bardas (texto de reflexión)

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates, y empezó a hablar de esta manera:
-¡Maestro!, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia. . .
Sócrates lo interrumpió diciendo:
-¡Espera!, ¿ya hiciste pasar a través de las tres bardas lo que me vas a decir?
-¿Las tres bardas?
-Sí -replicó Sócrates-, la primera es la verdad. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?
-No. . ., lo oí decir a unos vecinos. . .
-Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda barda que es la bondad. ¿Lo que me quieres decir, es por lo menos bueno?
-No, en realidad no; al contrario. . .
-¡Ah! -interrumpió Sócrates-. Entonces vamos a la última barda. ¿Es necesario que me cuentes eso?
-Para ser sincero, no; necesario no es.
-Entonces -sonrió el sabio-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario. . ., sepultémoslo en el olvido.

(Autor desconocido).

Las tres bardas (palabras clave asociadas):


votar

6 comentarios:

  1. Hola Sole!!!!!!!,si la humanidad toda se manejara con este precepto.........otro sería el cantar......
    Besos.
    Ambar...

    ResponderEliminar
  2. Es excelente. Estos relatos filosóficos quedan en nuestra mente y danzan sin cesar al ritmo de la consciencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si pasasen por el filtro de las "tres bardas" no existirían cotilleos, rumores, bulos...
    Otro gallo nos cantaría.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, Ambar, muy sabias fueron las palabras de Sócrates.
    Gracias por venir.
    Besotes amiga.

    ResponderEliminar
  5. Adrián:
    Me alegra que te haya gustado el texto. Creo que esta clase de reflexiones, generalmente nos ayudan a ajustar algunos detalles de nuestra personalidad.
    Te mando un beso grande, y gracias por estar siempre cerca.

    ResponderEliminar
  6. Hola Javier.
    Es cierto. Nuestra sociedad y relaciones humanas serían muy diferentes si todos tomáramos en cuenta este sabio consejo de Sócrates.
    Gracias por tu visita y comentario.
    ¡Besos!.

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.