domingo, 28 de agosto de 2011

HISTORIA DEL RELOJ

Hace muchos años, antes de que existieran los relojes, el tiempo se medía por la rotación de la Tierra al observar las posiciones del sol en el cielo, las mareas y las fases de la luna.
Sin embargo, los relojes se hicieron necesarios para medir las fracciones del día con más exactitud.
En palabras más simples, el reloj marca nuestra posición en la Tierra, con respecto al lugar en que se encuentra el sol en cada momento. Así, a las 12 del día, el sol está encima de nuestras cabezas; a la una del día se halla un poco más hacia el lado del mar, y así avanza hacia allá cada hora que pasa.
Hace 4.000 años, en Egipto, se inventó el primer reloj y fue, precisamente, el reloj de sol, sólo que éste no podía medir el tiempo cuando era de noche o no había sol.
El reloj de agua o Clepsidra indica la hora durante la noche al vaciarse el agua que contiene; el más antiguo de éstos se encontró en un templo egipcio y se dice que fue fabricado hace 3.356 años, aproximadamente.
En Europa, durante el siglo XVI, los relojes de arena se usaban para medir la duración de las misas en las iglesias. Seguro que tú los conoces, pues todavía se siguen utilizando.
La duración depende de la cantidad de arena y del tamaño del orificio de caída.
En 1840 Alexander Bain construyó un reloj eléctrico accionado por la atracción y repulsión eléctrica.
Basado en los estudios realizados por Galileo, Christian Huygens diseñó el primer reloj de péndulo en 1656. Este reloj era el más exacto hasta ese momento, con un error de sólo 5 minutos diarios. El reloj de tipo péndulo más conocido es el llamado reloj cucú.
Aún no se sabe quién inventó el primer reloj mecánico, lo que se sabe es que los primeros que se han encontrado son del año 1290. Su mecanismo consiste en un conjunto de ruedas giratorias accionadas por un peso colgado de una cuerda.
Hace 67 años, Warren Alvin Marrison, le puso cristales de cuarzo a un reloj eléctrico.
Así surge el reloj de cristal de cuarzo. Son relojes muy exactos, sólo se atrasan o adelantan 3 segundos al año.
El reloj atómico empezó a desarrollarse en 1946. Tiene una gran precisión, su margen de error es de un segundo cada 300 años. Es el más exacto de todos los relojes que existen hasta ahora.

(Información extraída del sitio PROFESOR EN LÍNEA).

Tags:


Imprimir votar

4 comentarios:

  1. Hola Sole!!, me encantó la historia del reloj, vaya si tuvo varios pasos y cambios.
    Una alegría que estés de vuelta.
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Mabel:
    Hace tiempo que tenía reservado este artículo; no es que sea novedad pero quizás aporte algo más. Igual creo que vale la pena recordarlo: el reloj, mi eterno enemigo, ¡jajaja!
    Gracias por pasar, amiga.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  3. si, es muy interesante la historia del reloj y que algo tan bonito y práctico nos tenga tan atenazados en este ritmo de vida trepidante

    ResponderEliminar
  4. Mil gracias por tener información clara, rapida y resumida pues para las tareas de la escuela resultan muy prácticas.

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.