jueves, 12 de noviembre de 2009

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA CUIDAR TUS JOYAS DE ORO Y PLATA


Mujer con sus joyas: gargantilla, anillo y pendientes de plata
Joyas de oro y plata:
¿Cómo cuidarlas?

Juntas pero no revueltas

Procura no guardar las joyas en un mismo estuche. Evitando el roce entre ellas conseguiremos que no se rayen.

La limpieza debe ser como una caricia

Debemos limpiar las joyas de oro y plata, con o sin piedras (diamantes u otras gemas), con jabón neutro, un cepillo suave y agua tibia. Después de un aclarado con abundante agua, y secado, la pieza queda como nueva.

Diamantes y gemas merecen un trato delicado

Deben evitarse golpes sobre superficies duras, y cambios de temperaturas extremos.
Los diamantes, al contrario que otras gemas, no se rayan, pero pueden romperse.
Las alianzas, pulseras y sortijas con diamantes u otras piedras preciosas, deben tratarse con especial cuidado, ya que las gemas están sometidas al uso diario y continuado.

Mantener los enemigos a distancia

Cualquier metal noble es atacado por el mercurio de forma permanente, por lo que debemos evitar el mínimo contacto. En caso de producirse, será urgente llevar la pieza a una joyería para que el mercurio sea eliminado en el taller.
La plata se oxida en contacto con el aire, y se puede limpiar fácilmente con una gamuza no abrasiva.
Las joyas con esmaltes, son especialmente sensibles a los golpes, y también a los productos químicos.
Las perlas y corales merecen una atención especial. Son de origen orgánico y pueden ser atacados por cosméticos, lacas o perfumes y colonias. Para limpiarlos, un paño de algodón húmedo y una gota de jabón neutro son lo más adecuado.

Oro blanco

El oro blanco de 18 quilates, es una aleación de oro fino paladio y otros metales. Su color real es gris, por lo que siempre lleva un acabado de rodio, para conseguir el color blanco característico. Este acabado se desgasta con el uso y el roce. La solución es pulir periódicamente la pieza, y darle de nuevo su acabado de rodio, dejándola como nueva.

Joyas a las que no les gusta el agua

No es aconsejable mojar las pulseras con cierre de imán, ya que éste se oxida con el agua y deja de hacer contacto.
Las joyas con filamento entrelazado, cuero o piel, es mejor no bañarse o ducharse con ellas, ni limpiarlas con agua y jabón. Es conveniente someterlas a una limpieza profesional.

Electroforming: el oro inteligente

Este método de última generación para la fabricación de piezas de joyería, consigue joyas de extraordinaria calidad y gran volumen, con ausencia de soldaduras. Precisamente por su volumen y la superficie lisa, hay que evitar golpes y agresiones.

Puesta a punto

Es recomendable hacer una revisión periódica del engaste de las piezas con gemas, especialmente las sortijas y pulseras, así como el enhebrado de collares de perlas.

No intentes manipular tus joyas

Las joyas nunca se deben forzar, torcer, cerrar o apretar.
Si deseas realizar cualquier modificación, llévalas a un taller especializado.

(Información extraída de Web de la Moda).

¿Qué métodos recomiendas tú a la hora de cuidar las joyas de oro y plata?

Términos vinculados a este artículo:


Imprimir votar

0 opiniones de los lectores:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.