viernes, 30 de octubre de 2009

NOCHE DE BRUJAS

Calabaza para la noche de brujas, con boca y ojos iluminados

Halloween: lo que debes saber sobre la noche de brujas


Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos, en la noche del 31 de Octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de todos los santos. En gran parte, es una celebración secular, aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.
La palabra Halloween (pronunciado [ˈha.lo.wiːn]), es una derivación de la expresión inglesa All Hallow's Eve (Víspera del Día de los Santos). Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. La fuerza expansiva de la cultura de EE. UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales.
El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o'-lantern. Las actividades típicas de Halloween son el famoso "dulce o truco" y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado películas de terror.

Halloween en la actualidad: una divertida y emocionante fiesta infantil a nivel mundial

Hoy en día, en la noche de Halloween, los niños suelen disfrazarse e ir de casa en casa, golpeando puertas para pedir dulces o golosinas, bajo la simpática amenaza de "dulce o truco", la cual consiste en gastar una inocente broma a quienes no colaboren con su petición.

Aquí van algunos ejemplos divertidos de posibles disfraces infantiles para usar en Halloween:

De brujita:
Niña disfrazada de bruja


De fantasma:

Halloween: niño disfrazado de fantasma


De calabaza:

Bebé disfrazado de calabacita, con su calabaza en mano


De pirata:

Niño disfrazado de pirata, con calabaza de halloween

¡No olvidemos la calabaza!: el principal objeto simbólico de Halloween
Calabaza de halloween cortada y encendida sobre unas hojas de otoño

Antiguamente, se utilizaba para ahuyentar los malos "espíritus", y proteger el descanso de los difuntos. Actualmente, se ha convertido en un simpático y divertido símbolo de celebración y entretenimiento infantil.

Una pequeña historia para compartir este 31 de Octubre

Los hermanitos Elsa y Franco, estaban preparándose para salir a festejar Halloween, cuando de pronto, alguien golpeó bruscamente la puerta de la casa. Los niños abrieron y. . . ¡se asustaron muchísimo!, al ver la imagen de una bruja con una calabaza en la mano. . .
"¿Quién eres tú?", preguntaron los niños asustados. . .
"Yo soy Sara", respondió la brujita sonriendo.
"¿Y qué es lo que estás buscando?", preguntaron los hermanitos, sin salir de su asombro. "Vine a pedir golosinas", respondió Sara, "adoro los dulces".
"¿Y qué harás si no te damos nada?", preguntaron Elsa y Franco, "seguro que querrás hacernos daño, porque eres una bruja". "No", respondió Sara, "si no me dan mis golosinas, me pondré triste y lloraré".
Los niños, enternecidos y compadeciendo a la brujita, le propusieron salir a celebrar Halloween, y compartir las golosinas con ella.
"¡Trato hecho!", dijo Sara sonriente.
¡Qué divertida fue la aventura que vivieron Elsa y Franco junto a su nueva amiga Sara, la bruja.

Reflexionando sobre la noche de brujas

Muchas personas no están de acuerdo con que los niños se involucren en una celebración de esta naturaleza, porque quizá consideran que esto podría afectarlos psicológicamente, asustarlos o causarles algún tipo de trauma (efecto emocional perturbador). Es natural que surjan estos miedos por parte de los padres y familiares del niño, pero, podría resultar útil leer el siguiente texto, para analizar la situación y reflexionar acerca de este tema. Y así, cada padre podrá sacar sus propias conclusiones y decidir si es o no conveniente que sus hijos celebren Halloween:

La celebración de "Noche de Brujas", es una tradición que, cada año, va cobrando mayor importancia en una gran cantidad de países del mundo. Y consigue seducir a los niños, creándo grandes expectativas e ilusiones en ellos. Es importante tener en cuenta que, negarles la oportunidad de celebrar junto a otros niños este acontecimiento tan popular, podría significarles una gran desilusión, tristeza, e incluso, la posibilidad de sentirse diferentes a sus pares. También es importante tener en cuenta que dicha celebración, contiene algunos aspectos que podrían resultar positivos, como por ejemplo, ayudarlos a vencer algunos temores infantiles muy comunes, ya que es probable que esta experiencia los enseñe a observar sus objetos de temor desde otro punto de vista, como lo que son en realidad, una fantasía, que en lugar de asustarlos, podría llegar a hacerlos reír, divertirlos, y ayudarlos a comprender que no existen, y por lo tanto, no tienen motivos para temer.

¡Feliz noche de brujas!.

Temas de esta lectura:


Imprimir votar

0 opiniones de los lectores:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.