jueves, 29 de octubre de 2009

EL ROSTRO DE UN BEBÉ

Bebé caminando

¿Qué sucede en nuestro cerebro al mirar el rostro de un bebé?


Mirar la cara de un bebé, activa la gratificación y genera felicidad

Contemplar el rostro de un bebé puede hacer mucho más que sólo enternecer o despertar el instinto maternal. Según una investigación de la Universidad Wilhelm de Munster (Alemania), sus caras interpelan el centro de gratificación del cerebro femenino, y desencadenan sentimientos de felicidad. Esto podría explicar por qué ante la presencia de un niño, se activa la conducta asistencial, sin importar si existe o no parentesco. "Los resultados dan una explicación neurofisiológica del impulso de ocuparnos de todo lo que se parezca a un bebé", sostuvieron los neurocientíficos.

(Información extraída del suplemento "El País de los Domingos").

Palabras clave relacionadas:


Imprimir votar

0 opiniones de los lectores:

Publicar un comentario

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.